La moda de lo slow (en castellano “lento” o “despacio”) busca el disfrute de las pequeñas cosas al máximo, como podría ser algo tan sencillo como comer. En vez de atragantarnos con la comida en un santiamén, lo que se busca es tomarse el tiempo para deleitarse con cada bocado.

giphy (7)

Justamente este movimiento comenzó en 1986 con la comida, el slow food en contraposición a los fast food o restaurantes de comida rápida, cuando Carlo Petrini se quejó de la apertura de un McDonald’s en la Piazza di Spagna en Roma. Luego se fue expandiendo a otros ámbitos hasta llegar a la cama y parece ser una moda que ha llegado para quedarse.

El rapidín mañanero es genial para comenzar el día con una sonrisa de oreja a oreja, aunque también está bien probar otras cosas. Además si lo que se busca es tener una relación de pareja más profunda, conoceros mejor, tener más complicidad… el slow sex es para vosotros.

Se trata de disfrutar del sexo de forma paciente y plena, potenciando cada uno de los sentidos sin la necesidad de centrarlo en la búsqueda desesperada del orgasmo. Como dice el dicho: “la felicidad no es una meta a conseguir, es un camino a recorrer”. En el sexo es igual, por eso es importante dejar de ver al orgasmo como único objetivo, en vez de una deliciosa recompensa de un encuentro único.

giphy

 

A continuación te dejo 12 consejos e ideas por si quieres animarte con el slow sex:

  1. Deja de lado el reloj, es importante tomarse el tiempo que haga falta para poder disfrutar de una buena sesión de slow sex.

 

  1. La espontaneidad es muy buena en los encuentros sexuales, pero en el slow sex es mejor preparar el encuentro creando un ambiente acogedor con la temperatura adecuada, iluminación tenue como podría ser la de algunas velas y música relajada.

images

  1. Cuéntale a tu pareja tus fantasías, a veces en frío puede dar corte e incluso vergüenza pero el slow sex crea ese momento íntimo ideal en el que puedes dejarte llevar.
  1. Sal de tu área de confort, prueba cosas diferentes, sal de la habitación y prueba otras zonas de la casa o incluso usa esos accesorios que nunca encontráis una ocasión especial para por fin estrenarlos.
  1. Atrévete con el sexo anal, no es necesario que haya penetración, podéis probar el annilingus (beso negro) o simplemente la estimulación con los dedos en la zona del ano, una zona con gran cantidad de terminaciones nerviosas y muy sensible a la estimulación.
  1. Explora el cuerpo de tu pareja en busca de zonas erógenas, trata de dejar de lado al menos al principio zonas muy sensibles como genitales y pezones para alargar el encuentro al máximo. Recorre su cuerpo con suaves caricias alternándolas con besos y pequeños mordiscos.
  1. Explícale como te gusta que te acaricie o simplemente guía su mano de acuerdo a las sensaciones del momento.

giphy (4)

  1. Juega con los sentidos por ejemplo puedes coger un hielo y recorrer su cuerpo alternándolo con tu aliento caliente en su piel.
  1. Mira a tu pareja a los ojos, muchas veces no damos importancia al poder que tiene una mirada. En el sexo tántrico la mirada sirve de ejercicio para desencadenar la excitación sexual. Podéis probar a miraros simplemente, que sea una mirada con cariño intercalando sonrisas, también podéis mantener la mirada mientras os acariciáis o hacéis el amor. Los ojos son una puerta a sensaciones increíbles, mirarse a los ojos en un momento tan íntimo crea una conexión inigualable con el otro.

giphy-downsized-large

  1. Dile lo que sientes, dile lo maravillosx que es, de esta forma no solo desnudaras tu cuerpo sino tu alma. A veces recordamos decir las cosas que nos disgustan pero olvidamos fácilmente mencionar las cosas buenas.
  1. Practica el cunnilingus y felación, podéis dejarlo para el final o simplemente estimular otras zonas que no sean el clítoris y pene. En la mujer se puede estimular ingle, perineo y vagina; en hombres los testículos, ingle y perineo.
  1. En el momento de la penetración que sea a un ritmo lento y pausado disfrutando el contacto de las piel de ambos cuerpos.

giphy (1)

 

Muchas veces las prisas hacen que el sexo se vuelva rutinario, genere sensaciones incómodas y frustraciones que hacen que se pierda parte del interés. El sexo sin prisa y pausado es una puerta a la sensibilidad y sensualidad que nos regala la posibilidad de aumentar la confianza mutua mediante la comunicación.

Sobretodo déjate llevar, en el sexo no funciona con reglas, porque es instinto. Sí creáis un espacio adecuado de confianza con miradas, caricias y besos además de mucho amor y respeto el encuentro será perfecto para liberarse y encontrar la mayor conexión posible con tu pareja. Sin duda será un encuentro único y sumamente placentero.

Dinos que te ha parecido el artículo y sí te ha gustado compártelo.

 

Si quieres saber más sobre este tema u otros síguenos en este blog o en las redes sociales (facebooktwitterinstagramyoutube).

AndreaR

 

Un comentario en “Slow Sex – la Moda de lo Slow ahora en Tu Cama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s