Los lubricantes son un imprescindible en cualquier relación sexual y debería de ser de las primeras cosas que todos deberíamos comprar a partir del momento de comenzar a tener una vida sexual activa.

La vagina se lubrica naturalmente con la excitación sexual, pero por diversos motivos la lubricación puede no darse o ser insuficiente, entonces la penetración puede resultar molesta o dolorosa. En esos casos es fundamental usar un lubricante y no dejar que algo que deberíamos disfrutar se transforme en una tortura.

En cuanto al sexo anal, este no existiría si no fuera gracias a los lubricantes, como el ano no se lubrica naturalmente resultaría demasiado doloroso.

Algunos de los motivos de la falta de lubricación o lubricación insuficiente son: 

  • Menopausia
  • Desajustes hormonales
  • Dependiendo del momento del ciclo menstrual
  • Luego del parto
  • Enfermedades como vaginitis o clamidia
  • Estrés
  • Algunos medicamentos como antidepresivos o incluso algunas anticonceptivas
  • Consumo de alcohol o tabaco

También es verdad que muchas veces se piensa que si una mujer no lubrica es porque tiene un problema como los que he mencionado arriba. Aunque es normal no siempre es así. La lubricación se produce con la excitación sexual, por lo tanto si no hay estimulo suficiente esta no se producirá.

Un día que tengáis tiempo, probar de extender ese tiempo para ver si es realmente un problema de lubricación natural o solo es falta de estimulación.

La buena noticia es que los lubricantes van de maravilla y si aún no los has probado… no sé a qué esperas?! Realmente pueden mejorar tus relaciones sexuales, ya no podrás vivir sin ellos.

giphy

A la hora de elegir lubricantes existen bastantes tipos y se clasifican según su composición o su uso, abajo te dejo una lista con breve explicación de los más comunes.

 

Tipos de lubricantes

 

A base de agua

Su componente principal es el agua y son los que se parecen más a la lubricación natural femenina. Pero ojo, si tenéis alguna hipersensibilidad mirar el resto de componentes que llevan.

Existen algunos que son más naturales e incluso hipoalergénicos.

Estos lubricantes son perfectos para usar con todos los preservativos y juguetes ya que son compatibles.

Es normal necesitar aplicar más de una vez porque se evaporan.

A base de silicona

El tacto de base de silicona es maravilloso, un tacto sedoso. Además dura mucho tiempo y probablemente no necesitarás volver a aplicarlo. Y si quieres tener sexo en el agua, esta es la mejor opción.

Son compatibles con preservativos de látex pero no con los juguetes, ya que la silicona los dañaría.

Para sexo oral

Los específicos para sexo oral son a base de agua y vienen con sabores. El sabor de muchos de ellos está muy conseguido y vale la pena probarlo si os apetece lamer los genitales de vuestra pareja con sabor a melón… o piña mmm. A mí me encantan los tropicales aunque existe una infinidad de sabores para elegir, seguro encontraréis el perfecto para vosotros.

Para sexo anal

Como el ano no se lubrica naturalmente como la vagina es necesario usar lubricante, estos son más espesos y duran más tiempo porque la gran mayoría son a base de silicona.

 

Efectos: frío o calor

Existen con efecto frío o calor, si queréis probar algo diferente y jugar con las temperaturas esta puede ser una buena opción. Aunque personalmente los de efecto frío los dejaría más para el veranito 😛

Además existen otros lubricantes con diferentes efectos como potenciador del orgasmo, lubricante vibrador, estimulante, retardante, dilatador, con espermicida, reparador.

 giphy (4)

 

¿Son seguras las alternativas caseras a los lubricantes?

Algunas de las alternativas caseras más utilizadas por la gente son aceite cosméticos como el de coco, aceite de oliva, vaselina, crema hidratante, aceite de masaje y una interminable lista de cosas.

En general son productos que se han manufactura para otro uso, el uso genital podría producir irritaciones, incluso podría llegar a provocar infecciones.

En cuanto a aceites y vaselina no son compatibles con preservativos ya que se pueden romper.

Según la creencia popular la vaselina es un excelente lubricante… y lubricar sí que lubrica. Y se puede pensar que es algo completamente inocuo porque lo compramos en la farmacia pero se elabora con hidrocarburos… sí, es un derivado del petróleo.

La saliva tampoco es un lubricante ya que contiene bacterias, las cuales no necesariamente tienen que ser dañino pero podría provocar alguna infección, incluso los herpes en los labios se pueden contagiar a los genitales, además del riesgo de contagiarse de enfermedades de transmisión sexual.

Por lo tanto, no recomiendo usar alternativas caseras. Creo que conviene siempre tener un lubricante en casa, mejor que pasar dolor o tener que usar cosas raras y además te ayudarán a intensificar la sensación de placer.

Un lubricante bueno te costará a partir de unos 10€ y te durará muchísimo tiempo, el cual  también podrás usar para tus juegos en solitario 😉

Solo necesitarás aplicar una pequeña dosis, se puede poner en la entrada de la vagina o ano aunque resulta mucho mejor si esparce un poco en el pene o juguete para una mejor lubricación, habiendo colocado el preservativo previamente. Solo ten cuidado de no pasarte con la cantidad para que el preservativo no resbale… y a disfrutar!

giphy-downsized-large

 

¿Cuál es tu experiencia con los lubricantes? Déjanos tu comentario abajo.

Si quieres saber más sobre este tema u otros síguenos en este blog o en las redes sociales (facebooktwitterinstagramyoutube).

 

AndreaR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s