Porno VS Vida Real

En la era de internet la pornografía es más accesible que nunca casi para cualquiera; los jóvenes comienzan a estar expuestos a la temprana edad de entre 11 y 13 años.

Este tipo de contenido genera expectativas poco realistas que da lugar a inseguridades y frustraciones.

Pero el gran problema es que los jóvenes crecen con la falsa idea que están aprendiendo, porque las películas pueden parecer reales a los ojos inexpertos.

Y si a eso le sumamos una educación sexual inexistente o demasiado básica… a menos que tengáis unos padres chachis que no se cortan en hablar del tema, tenemos la combinación perfecta para una generación que ha crecido consumiendo pornografía desde temprana edad y muchos no consigue excitarse sexualmente con su pareja.

El porno está bien cuando el individuo que lo ve sabe distinguir la diferencia con la realidad.

Entre porno y vida real existen bastante diferencias algunas de ellas están explicadas en este video de una forma muy divertida y original, con comida. Abajo te las detallo junto a otras tantas diferencias.

 

 

Aspecto

  • El tamaño del pene de un actor porno es de entre 15 y 22cm, en cambio el tamaño normal es de entre 12 y 17cm. Si has entrado a un sex shop ahora sabes porque tienen tantos alargadores de pene o cremas que prometen milagros.
  • Por norma general los pechos de las actrices son grandes, cuando el tamaño en las mujeres varía bastante.
  • En las películas los actores casi no tienen vello púbico, cuando en la vida real el 65% de las mujeres y el 85% de los hombres lo tienen. Por algo la naturaleza nos ha dado el vello, sin esa protección tenemos estamos más expuestos a las bacterias.
  • Las vulvas de las actrices son todas muy parecidas, en la realidad es que las vulvas tienen aspectos muy diferentes variando en tamaño, forma e incluso color. En los últimos años se ha generado un gran incremento en la demanda de labioplastia, de jovenes que quieren tener un aspecto más “normal”.

 

Desempeño y orgasmos

  • El tiempo de excitación para los actores es casi instantáneo pero no sucede igual fuera de las películas que tardamos una media de entre 10 y 12 minutos… aunque claro que a las mujeres puede llevarnos hasta media hora y sigue siendo normal.
  • Y si hablamos de eyaculación, los actores parece que pueden durar horas y la realidad es que el 75% de los hombres eyaculan en sólo 3 minutos.
  • Las actrices siempre tienen orgasmos con la penetración, aunque realmente 71% de las mujeres no lo consiguen solo con penetración.
  • En las películas todos los actores tienen orgasmos siempre, en la realidad no siempre es así, sobre todo para las mujeres.

 

 

Experiencias

  • Las experiencias lésbicas parecen normales en las películas, en cambio solo un 11% de mujeres lo ha experimentado.
  • El sexo anal en el porno es habitual, aunque solo el 40% de las mujeres lo ha probado en la vida real.
  • La eyaculación en el rosto en las películas es algo normal, pero solo un 22% de las mujeres dejaría que se lo hicieran.
  • Y algo muy similar sucede con lo de tragarse el semen, solo el 30% mujeres se lo tragarían.
  • Otra cosa muy normal en las películas son los tríos, cuando en la realidad menos de 20% de mujeres ha estado en un trío.
  • En cuanto al sexo oral en el porno es más común ver a mujer realizando una felación y no tanto a hombres haciendo un cunnilingus. Además los cunnilingus duran muy poco y en general no se hacen correctamente.
  • Las actrices consiguen tener una eyaculación con facilidad y en forma de fuente, pero solo un 6% de las mujeres lo consigue con regularidad… además no siempre es tan abundante y no tiene por que salir proyectado como en las películas, puede ser en forma de cascada.

 

Salud

  • En las pelis no se ve a mujeres que tengan la regla.
  • En el porno no se usan preservativos, por los actores y actrices tienen que hacerse pruebas para asegurarse que no tienen ninguna enfermedad. Y las actrices no se quedan embarazadas.

 

Sexismo

  • En el porno cuando una mujer dice que no, se da a entender que realmente está diciendo “vuelve a intentarlo”, en la vida real… no es un no, sino no hay consentimiento.
  • En las películas se degrada a la mujer que no es más que un objeto sexual.

 

 

 

La buena noticia es que cada vez hay más directores que hacen un porno más realista y menos sexista como el caso de Erika Lust o incluso videos de sexo real como los que podemos encontrar en la web Make Love not Porn de Cindy Gallop.

Ahora solo falta que podamos empezar a hablar de forma natural con los jóvenes sobre sexo.

 

 

 

 

 

¿Qué opinas tú sobre el porno?

 

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar Tickling – Deliciosas Cosquillas en Pareja.

No te pierdas ningún artículo suscribiéndote a este blog o sígueme en las redes sociales (facebooktwitterinstagramyoutube).

 

AndreaR