Huevos, pelotas, cojones, perlas del dragón (en el taoísmo) y miles de nombres más tienen pero a la hora de darles cariño son los gran olvidados.

El escroto (o sea, la bolsa de piel que recubre a los testículos) es una zona erógena masculina muy poderosa con suficientes terminaciones nerviosas como para hacerlo alcanzar una gran excitación con su estimulación.

No todos los hombres se sienten a gusto con este tipo de estimulación, muchas veces por falta de costumbre al ser una zona que normalmente obviamos o por miedo a sentir dolor en tan delicada zona.

En el taoísmo se considera a los testículos el órgano sexual masculino más importante porque es donde se produce el semen y la testosterona. Por ello los taoístas prestan mucha atención a tan apreciado órgano y tienen varios tipos de masaje, aunque orientados aumentar la producción de testosterona, esperma, fluidos seminales y aumentar la energía sexual.

En este artículo me centraré en su estimulación con el fin de obtener exclusivamente placer.

¿Cómo estimular los testículos?

Con las manos

  1. Todo el escroto es muy sensible a las caricias y suaves masajes, pero si te fijas bien en el medio hay una especie de unión, como si fuera una costura, se llama rafe medio escrotal, estimulando esa zona puedes llevarlo al éxtasis. Acaricia suavemente con tu dedo índice esa zona de arriba abajo y de abajo arriba.
  2. Otra forma es sujetarlos con una mano y con el dedo pulgar hacer masajitos en un testículo y luego el otro haciendo círculos.
  3. Puedes probar con suaves palmaditas con la mano abierta, tan suave las palmadas como si estuvieras pesándolos, no hace falta incluso que separes demasiado la mano de los testículos.
  4. El masaje dibujando la W es también muy placentero. Sostiene los testículos con una mano y con el dedo índice de la otra haces un masajito dibujando una W, comienzas en un testículo pasando por el rafe medio y luego el otro testículo.
  5. Los pellizquitos resultan perfectos si él está de pie, entonces en la parte inferior de los testículos pellizcas la piel suavemente y tiras de ella. El resultado son pequeños tironcitos del escroto, no uses demasiada fuerza y mucho menos uñas.

Con la boca

  1. Puedes lamer todo su escroto delicadamente, le resultará muy estimulante, pero si te tomas tú tiempo para recorrer el rafe medio con la punta de la lengua, esto seguro lo encloquecerá.
  2. Otra forma es hacer teabagging, es como el sexo oral pero con los testículos, simplemente succiónalos delicadamente dentro de tu boca. Si nunca lo has probado, hazlo con un testículo y luego con el otro, cuando tengas más habilidad podrás probar poner ambos al mismo tiempo. Lo más excitante de esta técnica es hacerle un masajito con la lengua haciendo círculos. Lo más importante… nada de dientes, recuerda que es una zona tan sensible que el solo rozamiento puede resultar doloroso.

Con los pies

Solo si eres una experta del footjob puedes probar darle un masaje con tus pies. Te dejo el enlace a mi artículo sobre footjob con varios consejos.

  1. Puedes probar dar golpecitos muy sutiles con el empeine, de la misma forma que se pueden hacer con las manos, sin separar demasiado el pie de los testículos y el movimiento sería casi como si los estuvieras pesando.
  2. Otra forma es sostenerlos con el empeine de un pie y con el dedo gordo del otro hacerle delicados masajes, en círculos por uno y luego el otro o dibujando la W como te explicaba más arriba con las manos.

Consejos extras:

  • Estate pendiente que la estimulación no le resulte dolorosa a tu pareja, si hace falta pregúntaselo, a veces puede ser difícil diferenciar la cara de placer y dolor.
  • Pídele que te guíe.
  • Usa lubricante la sensación será más placentera, los de base de silicona son más duraderos pero si vais a usar preservativo, juguetes o lo estimularás con la boca los lubricantes a base de agua son la mejor opción.
  • Si empiezas en frío es más fácil que note dolor, en cambio después de haber conseguido cierto nivel de excitación será más fácil estimular los testículos.
  • Se extremadamente cuidadosa con sus tesoros.
  • Juega con los cambios de temperatura, puedes usar hielo para hacerle un masajito o enfriar tu boca.

  • Está bien centrarse exclusivamente en los testículos, aunque será mejor si aprovechas y eres creativa, puedes usar una mano para sus testículos y al mismo tiempo estimular otras zonas.
  • Estimula sus testículos no solo como preliminar, hay muchas posturas que tendrás las manos libres, úsalas 😉

¡A disfrutar!

Déjame en los comentarios si lo has probado y como ha sido la experiencia.

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar este otro sobre Afrodisíacos Naturales.

No te pierdas ningún artículo suscribiéndote a este blog o sígueme en las redes sociales (facebooktwitterinstagramyoutube).

AndreaR

 

Fuentes: – Sexual Reflexology de Mantak Chia

 Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s